Victoria trabajada del CD ILUNION frente al Bidaideak Bilbao

06.11.2016

El CD ILUNION derrotó ayer al Bidaideak Bilbao BSR, por 72-77, en casa de uno de los hasta ahora invictos en la liga nacional de baloncesto en silla de ruedas, Trofeo Fundación ONCE.
 
Se presagiaba un interesante y combatido partido entre el actual campeón de liga, el CD ILUNION, y uno de los conjuntos más en forma de los últimos años en el campeonato liguero, el Bidaideak Bilbao. No en vano, el equipo vasco ha sido de los pocos equipos que últimamente ha puesto en aprietos a los madrileños en liga.
 
El renovado equipo de José Manuel Artacho llegaba a Bilbao con las bajas de Jaume Jambi por decisión técnica y de Pablo Zarzuela por enfermedad, pero con el ánimo y la intención de hacer un gran partido, sabedor del gran rival que tenía enfrente. 
 
El ILUNION arrancaba el partido con Rafa Muiño, Carlos Vera, Alejandro Zarzuela, Ignacio Ortega y Roberto Mena en pista, buscando el dominio en la zona y con la intención de imponer un ritmo alto desde el salto inicial.
 
En los primeros minutos de partido, el conjunto madrileño movía bien el balón, propiciando tiros de corta y media distancia de Carlos Vera, que se ponía con 8 puntos en su casillero particular en los primeros 5 minutos de partido. Roberto Mena se hacía fuerte debajo de su aro, convirtiéndose en el dueño del rebote. Los de Artacho intentaban irse en el marcador, pero un gran Mouriz lo impedía. Faltando 2 minutos para finalizar el primer cuarto, el ILUNION conseguía abrir una brecha de 7 puntos (11-18), lo que obligaba al técnico local a pedir su primer tiempo muerto. A partir de ahí, un parcial de 8-0 para el Bidaideak daba la vuelta al marcador y dejaba al conjunto de Domingo Gil un punto por encima al final del primer parcial (19-18).
 
El segundo cuarto iba a comenzar con imprecisiones de los dos equipos. Fallos en ambos aros y pérdidas de balón de los dos equipos iba a ser la tónica en los primeros compases de cuarto. Los conjuntos notaban la presión de saber que un fallo propio se convertía en una oportunidad para el rival. Un triple de Mouriz y una acción de 2 puntos de Avendaño daban 4 puntos de ventaja a los locales (24-20). Artacho paraba el partido para arreglar los desajustes de su equipo y buscando una reacción que volviese a meter a los suyos en el choque. A partir de ahí, los amarillos volvieron a concentrarse en defensa y a encontrar buenas opciones de ataque. La intensidad en defensa de los madrileños iba a generar que Alejandro Zarzuela se pusiera con 3 faltas personales antes de llegar al descanso, lo que le iba a llevar al banco. Poco a poco y a base de mucho trabajo, el ILUNION conseguía irse al descanso 7 puntos arriba (30-37).
 
El tercer cuarto iba a ser otra lucha de poder a poder. Los locales no querían irse del partido, pero el ILUNION comenzaba a imponer su ley y, mediado el tercer cuarto, conseguía ponerse 13 puntos arriba (38-51) con dos triples prácticamente consecutivos de Terry Bywater
 
Pero si alguien pensaba que el partido empezaba a decidirse estaba muy equivocado, sobre todo teniendo al Bidaideak Bilbao enfrente, conjunto que nunca se rinde y lo deja todo sobre la pista.
 
En un arranque de fuerza y calidad, los de Domingo Gil conseguían un 6-1 de parcial que le acercaba en el marcador, liderados por Asier García y por David Mouriz, quien por aquel entonces ya llevaba 15 puntos en su casillero. El Bidaideak subía la intensidad por momentos y, una técnica a Asier y después una falta intencionada a Mouriz cortaba las posibilidades de remontada. Aun así, los de Artacho llegaban al final del tercer cuarto 9 puntos arriba (48-57).  
 
El CD ILUNION iba a comenzar el último periodo mandando, concentrado en defensa y con un Latham dispuesto a sentenciar el partido con 3 canastas seguidas, llevando a su equipo a la máxima ventaja del partido, 14 puntos arriba a falta de 7 minutos (51-65). El orgullo del Bidaideak estaba herido y con Avendaño, Mouriz y Asier echándose el equipo a sus espaldas, consiguieron un parcial de 11-0 que les acercaba a tan solo 3 puntos (62-65). Volvía a haber partido y Artacho necesitaba parar la sangría. Un tiempo muerto para volver a poner las ideas en orden y luchar por un partido que no se podía escapar.
 
Los 3 últimos minutos iban a ser un paso continuo por la línea de tiros libres. A falta de 2 minutos, Asier García cometía su 5ª falta personal y el Bidaideak se quedaba sin uno de sus mejores hombres. A partir de ahí, el ILUNION se dedicaba a administrar la ventaja, dejándola en 5 puntos al final del partido (72-77).
 
Partido bonito, intenso, disputado, peleado en cada acción, con tremendas luchas en las zonas y con un juego desplegado por ambos conjuntos de muchos quilates. En definitiva, un partido de los que crean afición.
 
El máximo anotador del partido fue el local David Mouriz con 26 puntos, seguido de Terry Bywater con 23.
 
El CD ILUNION recibe la próxima semana al Mideba Extremadura, cuarto clasificado, en lo que será, a buen seguro, otro gran partido.