Un gran Terry Bywatter lleva al CD ILUNION a semifinales de la Copa del Rey BSR

Foto de un momento del partido

25.02.2017

El CD ILUNION ha vencido esta mañana por 86-76 al Bidaideak Bilbao BSR en los cuartos de final de la Copa del Rey de Baloncesto en silla de ruedas. (20-12, 17-21, 26-21, 23-22)
 
Se esperaba a priori un partido disputado, intenso y repleto de calidad, en uno de los mejores duelos que se pueden ver hoy en día en España. Se respiraba cierto aire de revancha por parte del Bilbao BSR, ya que ambos conjuntos se enfrentaron el pasado sábado en liga con victoria para los madrileños, por 25 puntos.
 
Pero la Copa es otra historia y el marcador comenzaba de cero. El equipo bilbaíno tuvo contra las cuerdas al vigente campeón de Copa, pero un estratosférico Terry Bywater decidió que hoy tampoco saldrían derrotados. 31 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias valieron al inglés para convertirse en el MVP y decantar el partido del lado de los de Artacho. 
 
El conjunto madrileño salía al partido más enchufado que su rival. Era sabedor de que debía imponer un ritmo alto si quería llevarse el choque. Con Lara, Muiño, Alejandro Zarzuela, Terry Bywater y Bill Latham, el ILUNION empezaba más acertado en ataque, serio en defensa y jugando bonitas transiciones. Un primer parcial de 6-0 era la carta de presentación de los de Artacho.
 
El Bilbao no estaba acertado de cara al aro y veía cómo el CD ILUNION se iba en el marcador. Dos tiros libres de Rafa Muiño ponían la máxima en el marcador (16-4) a falta de 3 minutos para el final del cuarto. Los de Domingo Gil no se iban a dar por vencido y, con dos triples de David Mouriz, reducía la ventaja hasta los 7 puntos (19-12). Se llegaba al final del primer cuarto con 20-12 y un ILUNION mejor plantado en pista y con las ideas más claras.
 
El segundo cuarto iba a ser un correcalles. Rápidas transiciones por parte de los dos equipos e intercambio de canastas. José Manuel Artacho comenzaba a mover el banquillo y mediado el cuarto cambiaba a 4 jugadores a la vez. La diferencia a favor de los amarillos rondaba los 10 puntos, una ventaja cómoda pero no definitiva que no le permitía romper el partido.
 
Faltando 3 minutos para el final del cuarto llevaba la anécdota del partido. El equipo bilbaíno pedía a los árbitros que midieran la silla de Roberto Mena, ya que a su parecer, era más alta de lo permitido. De haber sido así el jugador hubiese sido descalificado. Los árbitros comprobaron la legalidad de la altura y la sorprendente petición se convirtió en una técnica para los de Domingo. Se llegaba al descanso con un último arreón del Bidaideak y un parcial de 0-6 le permitía acercarse a tan solo 4 puntos (37-33). Por aquel entonces Bywater ya llevaba 15 puntos y 8 rebotes.
 
Arrancaba el Bilbao el tercer cuarto con fuerza y conseguía ponerse por delante en el marcador liderado por David Mouriz y Turek. El CD ILUNION se veía superado por el equipo vasco, y no era capaz de trenzar buenas jugadas de ataque ni de cerrar el tiro de los vascos. A falta de 5 minutos para llegar al final del tercer periodo los madrileños perdían por 3 puntos (47-50). Medio minuto más tarde llegaría un momento clave del partido. El mejor jugador del Bidaideak, Joshua Turek, cometía su cuarta falta personal, y se veía obligado a ir al banquillo. Un 2+1 de Terry ponía el empate en el marcador y un punto de inflexión en el partido. Con el inglés y con Latham decididos a romper definitivamente el choque y con Turek en el banquillo, el ILUNION consiguió irse al último cuarto con una ventaja de 9 puntos (63-54).
 
Con Turek ya en pista en el cuarto periodo, el estadounidense anotaba un triple nada más comenzar, pero contestado en la siguiente jugada por Bywater. Poco a poco las esperanzas bilbaínas se iban diluyendo. El Bidaideak seguía haciendo un buen partido, pero las estrellas amarillas contestaban cada intento de acercamiento del Bidaideak. Dos tiros libres de Sara Revuelta, con buenos minutos sobre la pista, ponían la máxima en el marcador de +14 (84-70). Se llegaba al final del partido (86-76) con un CD ILUNION en semifinales y un Bidaideak Bilbao con la sensación de que el actual campeón se les había escapado otra vez vivo. 
 
El mejor jugador del partido fue el jugador del CD ILUNION Terry Bywater con 31 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias.
 
El conjunto madrileño se enfrentará en semifinales al Fundación Grupo Norte, único equipo que ha vencido al ILUNION ésta temporada.